¿Qué es la cosmética ecológica y natural? El auge de estos

25 marzo, 2015

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

Bolsas para cosméticos - Creating Bags

Aunque el término cosméticos, entendido como los productos de higiene personal y cosmética, nos parece reciente, moderno y que los utilizamos desde hace poco siglos, en realidad nos acompañan desde hace mucho tiempo. En un principio, tenían un sentido sagrado, eran un como un regalo de los dioses a los hombres y llevar maquillaje unía a ambos. Por eso se pintaban los sacerdotes, se untaban las caras de los difuntos para que les ayudaran a pasar al otro lado o quedarse entre nosotros.

Actualmente, está asociaciado con el deseo de resultar más atractivo o arreglar imperfecciones para nuestro propio disfrute: tener la piel más suave, intensificar la mirada, corregir manchas, etc. Sin embargo, bajo esa motivación hemos utilizado determinadas sustancias que ponen en peligro nuestra salud. Por ello, en 2005 se tuvo que modificar el anexo II de la normativa que regula los cosméticos puesto que, según se recoge en ella “el progreso técnico ha permitido demostrar que algunos de los ingredientes utilizados hasta ese momento eran sustancias carcinógenas, mutágenas o tóxicas para la reproducción” En 2006 la UE crea el sistema REACH, que obliga a las empresas que fabrican o importan sustancias químicas a evaluar los riesgos derivados de su uso.

La cosmética econatural nace de las dudas que plantea la cosmética convencional. Empresas y artesanos recuperan viejas fórmulas o investigan nuevos ingredientes derivados de productos naturales para dar seguridad al usuario y protegerlo de posibles fraudes. Pero, ¿qué significa cosmética ecológica y natural?

Oficialmente no existe ninguna definición oficial. Puede decirse que la cosmética natural únicamente usa ingredientes orgánicos o de cultivo biológico y no utiliza sustancias químicas agresivas. Y la cosmética ecológica, cumple todo lo anterior y además se basa en la utilización óptima de los recursos naturales sin emplear productos químicos de síntesis u organismos genéticamente modificados. Asociaciones y entidades privadas empezaron a definir normas y compromisos sobre lo que debería ser un cosmético econatural. Por ejemplo, que los productos deben estar elaborados en un 90% con ingredientes naturales o de origen natural o que aquellos que tienen un origen animal no provengan de animales amputados o sacrificados específicamente para la elaboración, como productos de animales vivos, como la leche o la miel de las abejas; no deben incluir compuestos químicos, como derivados del petróleo, siliconas, o conservantes como parabenos, fenoxiatol, etc; no se permite testar el producto en los animales; nada de ingredientes u organismos modificados genéticamente, nanotecnología o irradiación; además se suelen utilizar embalajes eco-responsables, reciclados y/o reciclables.

A diferencia del termino “ecológico” en alimentación, en cosmética no está protegido. Por ello, para confirmar su veracidad debemos estar atentos a los sellos y certificados oficiales que lo acredite realizados por ciertas certificadoras, asociaciones, fabricantes o grupos de fabricantes han creado sus propias normas. Cada país suele tener sus propias normas y certificados. En España tenemos el Sello de la norma BioVida SANA creada por la Asociación Vida Sana en 2007 para dar respuesta a las demandas del sector local, esta norma está controlada por Organic Assignements y certificada por la certificadora internacional bio.inspecta. Otros de los más utilizados en el mercado español son los certificados de Ecocert, que garantiza la transparencia en los cosméticos orgánicos o el sello francés que representa a 200 fabricantes, Cosmebio

Además existen muchos productos denominados naturales, que aunque no son ecológicos 100%, sí evitan ingredientes como los parabenos, propilenglicol, vaselina, aceites sintéticos, siliconas, filtros solares químicos y tensioactivos. Una lectura atenta al etiquetado y la información sobre los componentes puede darnos pistas sobre que tipo de producto utilizamos, para ello debemos saber cuáles son los componentes más dañinos y la forma en la que penetran en nuestra piel, que os contaremos más adelante.

¡Compártelo!

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , ,

Dejar un comentario

Debes iniciar sesión para comentar.