Tipos de aceite de oliva

16 octubre, 2014

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

Bolsas para aceite de oliva - Creating Bags

El aceite de oliva es un aceite vegetal cuyo uso es fundamentalmente culinario, pero que puede tener otros usos, como por ejemplo en la elaboración de cosméticos. Además, es beneficioso para la salud porque posee efectos dietéticos, ayuda a bajar el colesterol y se recomienda tomar en la dieta durante ciertas enfermedades. Por ello, y por sus múltiples propiedades se le denomina “el oro líquido”.

La producción de aceite de oliva se concentra principalmente en el área mediterránea. España cuenta con el mayor olivar del mundo y es el primer país productor y exportador mundial de este producto. El aceite de oliva llegó a la Península Ibérica en el siglo XI a.c. de la mano de los fenicios, y durante la época romana su consumo se extendió con gran rapidez. Otros países que destacan por su producción de este aceite son Italia y Grecia.

La historia del aceite de oliva pertenece a una parte importante de la cultura mediterránea y a la evolución de su agricultura y gastronomía. Este aceite está muy arraigado en los hábitos alimentarios de sus habitantes desde hace miles de años.

El sector del aceite de oliva en la Unión Europea es muy importante para la economía rural. Los principales agentes que componen este sector son: productores, cooperativas, almazaras, refinerías y mezcladores. Tampoco debemos olvidar a las empresas que intervienen en múltiples aspectos relacionados con la comercialización del aceite y que son de vital importancia. Sin ellas, vender y distribuir nuestro producto estrella sería imposible.

La Unión Europea cuenta con políticas específicas sobre el aceite de oliva. Estas normas tienen como propósito mejorar la calidad del productor, promover su producción, y estimular a los productores y proveedores para que se adapten a los gustos del consumidor. El objetivo de las medidas de la UE es hacer un aceite de oliva todavía más competitivo, realizando unos controles de calidad cada vez más eficaces y sencillos. El reglamento de la Unión Europea establece también normas para el envasado, etiquetado, presentación y publicidad.

Hay múltiples variedades de aceite de oliva, con sus propias cualidades y características. A veces, por la nomenclatura o la descripción del etiquetado del envase no es fácil identificar el tipo de óleo. Los aceites de oliva se catalogan según su variedad, calidad, grado de acidez, métodos de extracción, y características como el sabor, olor, color, etc.

La forma más sencilla de diferenciar los distintos tipos es clasificarlos según las categorías comerciales reconocidas en la legislación de la Unión Europea, en concreto en el reglamento CE 1019/2002. Este documento es muy interesante si quieres conocer mejor las normas para comercializar el. Éstos son:

-Aceite de oliva virgen extra. Es el aceite de máxima calidad. Su obtención se realiza directamente de aceitunas en buen estado mediante procesos mecánicos de extracción. El sabor y el olor de este aceite son óptimos, y no supera los 0,8 grados de acidez.

-Aceite de oliva virgen. En cuanto a los métodos de extracción, sigue los mismos parámetros de calidad que la variedad anterior. Sin embargo, no puede exceder los 2º de acidez. Puede tener defectos de sabor y aroma imperceptibles para el consumidor.

-Aceite de oliva. Contiene únicamente aceites de oliva refinados y aceites de oliva vírgenes. Mezcla de aceite de oliva refinado (que se obtiene mediante el refinado de los aceites que no han alcanzado los parámetros de calidad), y de aceite virgen o virgen extra (habitualmente en una proporción entre el 10 y el 20%).

-Aceite de orujo de oliva. Este aceite es resultado del refinado de los orujos, que son la pasta sobrante de la extracción de las aceitunas, mezclado con una proporción de aceite de oliva virgen.La graduación final obtenida no ha de ser superior a 1°.

¡Compártelo!

Etiquetas: , , , , ,

Dejar un comentario

Debes iniciar sesión para comentar.