Tipos de envases de aceite de oliva

1 abril, 2015

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

Bolsa para botellas de aceite - Creating Bags

Durante la actual situación las estrategias de inversión en el diseño y packaging del envase para botellas de aceite bajaron, puesto que encarece el contenedor pero… ¿es una buena estrategia a seguir?

El 70 y 85% de las decisiones de compra de los consumidores se realizan en el punto de venta, según el estudio Store-Effect realizado por el instituto de estudios de mercado GfK en Alemania. El 40% de las compras que se realizan no se han planeado antes de entrar en el supermercado y sólo el 30% se ha decidido de antemano por una marca y ha planeado comprarla.

Después de esta información imagina tu producto compitiendo él solo en el lineal del supermercado, la decisión de compra del consumidor se basará en el conocimiento de la marca, la política promocional, el diseño y, evidentemente, la originalidad o atractivo del packaging.

A estos datos hay que añadirle la desinformación que el consumidor tiene del aceite de oliva, es decir, ¿sabe que la luz es un factor que acelera la oxidación del aceite?; ¿sabe el usuario que el color del aceite no está directamente relacionado con su calidad?; tiene información el cliente suficiente para saber que el aceite de oliva es un proceso que hay que cuidarlo desde la recogida de la aceituna hasta que llega a la mesa y que por eso el envase y conservación del producto es esencial, que debe protegerlo de la luz, el aire y la temperatura. Por eso, vamos a explicar cuáles son las ventajas y desventajas de los envases utilizados para el AOVE.

En primer lugar hablaremos del vidrio puesto que es el material estrella utilizado por todas las almazaras y envasadoras debido a que es el más higiénico de todos los envases y la diversidad de formas que adopta, permitiendo una mayor innovación en la estética del producto. Su inconveniente es la fragilidad en el transporte y que la mayoría de las botellas son transparentes y dejan pasar la luz. Por ello, lo ideal es que el cristal sea opaco, como el negro o el verde etrusco, o tenga algún tipo de tratamiento que filtre la luz. Si el vidrio es transparente conviene que lleve una funda protectora contra los rayos del sol, como por ejemplo, un estuche para botellas de yute aprestado o una funda de algodón que además de proteger aporten un valor añadido al producto, como el diseño y la diferenciación, sobre todo, si tenemos un modelo parecido al de la competencia.

Por otro lado encontramos el Polietileno tereftalato (PET), más conocido como plástico. Estos envases son los más extendidos por su bajo coste y  termoformabilidad. Entre sus desventajas encontramos la fluctuación del precio del material, su permeabilidad a la luz y el calor, por lo que la conservación del aceite tras el envasado es más corta. Además, este tipo de envases no ofrecen una sensación de calidad, sobre todo, si nuestro producto es un AOVE.

Actualmente, otros de los envases que han aparecido en el mercado y con una campaña publicitaria detrás en el Brik. Entre sus ventajas se encuentra que es un material resistente, opaco y económico.

Aunque es un envase poco extendido dentro de la industria aceitera y no está tan bien posicionado en la mente del consumidor como la leche o el zumo. Además, como no puede verse el contenido crea desconfianza entre los consumidores.

La porcelana es un material poco utilizado en este sector debido a su alto precio y fragilidad. Sin embargo, aporta un elemento diferenciador y exclusivo como ningún otro debido a la infinidad de formas que puede adquirir, unido al diseño y la decoración de la botella pueden posicionarla como un elemento deluxe.

En el caso contrario tenemos a las latas. No todos los metales son buenos para conservar el aceite.  Algunos como el hierro y el cobre actúan como catalizadores acelerando los procesos de oxidación del aceite. Se utiliza la hojalata o metales tratados para este tipo de envase. En la actualidad se apuesta por un formato de lata de medio litro, aparte de las de 5 litros ya existentes. Son resistentes en el transporte y no permite el paso de la luz. Como negativo tiene el tipo de abertura para el vertido, y el abrefácil  que puede ser complicado para personas mayores.

Antes de lanzar un producto al mercado debemos tener en cuenta que tipo de envase queremos en función de nuestra estrategia de marketing. Echar un vistazo y buscar un envase que consiga un elemento diferenciador en ese estante del supermercado para que nuestro producto destaque a los demás.

¡Compártelo!

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , ,

Dejar un comentario

Debes iniciar sesión para comentar.